GUARDIOLA: EL PRECIO Y EL VALOR DE LOS TÉCNICOS

Se estudia en economía que una cosa es el valor y otra el precio de cualquier producto, que rara vez coinciden y demasiadas veces discuten entre ellos. Y en el fútbol ocurre algo parecido.
En los asuntos de la pelota, además, el tema se complica. Porque trascendiendo lo meramente crematístico y deportivo, con lo que tiene de presupuestos, imprevistos,  capacidades, actitudes, esfuerzo, planificación, estrategia, táctica, etc., hay que añadir el componente sentimental como referente y el azaroso como consustancial. Hemos visto muchos casos en los que el éxito o el fracaso dependen de unos centímetros; los que median entre que un balón entre o no en la portería. O del acierto o el error de un silbato; la consecuencia de una decisión tomada en décimas de segundo por  quien tiene la difícil misión de arbitrar un partido de fútbol.
Ciñéndonos al asunto del costo de los entrenadores para los clubes hemos de medir dos parámetros fundamentales. Uno el referido a la consecución de los objetivos para lo que les contratan, y otro el de la aportación que hacen al final de su mandato al patrimonio del club. El primero es fácilmente cuantificable y el segundo tiene una medida más difícil pero quizás más relevante en cuanto al costo que supuso.

PEP GUARDIOLA BAYERN MUNICH
Guardiola ha fichado por el Bayern de Munich por la astronómica cifra de 17 millones brutos de euros al año, lo que le reportará según cuentan unos 9 netos. Y hay quien con toda lógica humana se echa las manos a la cabeza. Con lo que llueve, esas cifras escandalizan y llaman a la crítica fácil. Pero habría que hacer algunas consideraciones para medir la realidad de tal desembolso para el equipo bávaro. Si el extraordinario técnico catalán fuera capaz de hacer una mínima parte de lo que hizo en el Barsa a los alemanes le saldría muy rentable el fichaje. Y no me refiero sólo a los títulos obtenidos, con ser ellos la medida más sencilla y básica, sino al patrimonio que les dejaría en forma del valor de los jugadores importantes que imagine e invente
Desconozco lo que  Pep cobraría en sus años como técnico del Barsa, pero suponiendo una cantidad muy relevante afirmo sin ninguna duda que los culés saldrían ganando mucho con sólo vender a uno de los futbolistas que él sacó de la cantera apostando de verdad por ellos. Eso es hacer patrimonio para un club y lo demás son cuentos. Ahora algunos dicen que la cosa viene de atrás, que Guardiola se lo encontró hecho, etc. Pero pocos recuerdan que cuando cogió las riendas blaugranas exigió puerta para las figuras del equipo: Ronaldinho, Deco y Eto’o – a éste le sacó su mejor rendimiento mientras lo tuvo-,  justamente para darle los galones a los canteranos que ya estaban en el equipo; los Xavi, Iniesta y Messi. Y que en sus tres primeros partidos sentó a Touré, a Keita y al todavía deslumbrante promesa argentino – recién salido de una lesión-, y puso en el campo como titulares a Busquet y a Pedrito, provenientes del filial de tercera división que acababa de ascender a 2ª B con él mismo como técnico, y dándole cancha a un jovencísimo Piqué repescado del Manchester. Con esos mimbres perdió en Soria, empató dentro con el Racing y ganó en Gijón. Y entonces pudo decir bien alto que los recién llegados desde abajo eran tan titulares como los demás. Y ahí empezó su leyenda. Se la jugó con un par de narices para ganarse el respeto del vestuario siendo fiel a su indudable apuesta por la cantera y después vino todo lo demás.
Creo que ha elegido el club alemán porque está regido por futbolistas y ellos saben del asunto. En Inglaterra hubiese estado al albur de algún ruso o árabe grotescamente millonarios para quienes el escaparate es más más importante que la trastienda. Y en ella es donde mejor trabaja él. Si le dan la confianza necesaria, y todo apunta a ello por el contrato de tres años que le han firmado en contra de su propio criterio de ir año a año, Guardiola puede hacer historia con mayúscula en el Bayern. Ojalá lo consiga por el bien del fútbol. De ese modo demostraría que hay vida tras las bambalinas de la búsqueda del éxito fácil a golpe de talonario, que si alguna vez se produce rara vez perdura, por cierto.

Mucha suerte y ánimo, tío grande.      

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *