EL FUTBOL ACTUAL EN ALGUNOS NOMBRES PROPIOS

Quería empezar encabezando como “de hombres, hombrecillos, monicacos, monicaquillos y….”, pero por aquello de respetar la libertad de cada cual a catalogar como le parezca bien, o regular de bien, he decidido hacerlo con algo más liberalmente correcto. Al final motejen ustedes mismos.
Maradona, exilado en algún lugar de Arabia según el peculiar y notable ex cancerbero paraguayo Chilabert, acaba de señalar a Valdés como mal portero, diciendo que sus compañeros hacen al meta del Barsa menos malo de lo que es. El excéntrico guaraní ha dicho del astro argentino, tan gran ex futbolista como estrambótico personaje, que anda  por ahí, perdido, porque por aquí no le aguanta nadie. Y le ha recomendado al portero catalán que no le haga caso al otro porque no entiende de fútbol y que para él es el mejor del mundo.
Platiní acaba de declarar que Villar es el dirigente deportivo más exitoso del mundo. Desde  luego de los más longevos en el cargo sí que lo es, otra cosa es la motivación del halago del excelente ex futbolista gabacho. Seguramente no es casualidad que lo haya declarado en los días siguientes de los aciagos guiñoles franceses respecto a los deportistas españoles, ni de que el francés aspire a presidir la FIFA y quiera asegurarse los votos que el bilbaíno le pueda deparar. En cuanto a los larguísimos periodos de presidencia de los personajes que acceden a tales cargos en las más relevantes federaciones deportivas, debe ser  que va en la genética de sus poltronas, sueldos, golosinas y mamandurrias varias que les acompañan. Se dice que algunos no servirían, o sólo para eso, ni de auxiliares en cualquier otra función retribuida. Yo no sabría qué decir. Pero Villar sí tendría qué aclarar por qué le dice a Rosell, en privado, que ya no puede darle más. ‘Mami… ¡qué será lo que tiene el negro!’
Florentino Pérez acaba de hacerse fotos abrazado a sus baloncestistas tras ganar brillantemente la final de copa al Barsa. Lo que de verdad le gustaría, que para eso llegó, sería hacerlo así en el fútbol . Esperemos que este año pueda hacerse arrumacos con sus peloteros y con su valido portugués con el trofeo de la liga, ya que por indiscutibles méritos propios lo tienen a huevo. Otra cosa es que puedan sacar mucho pecho aludiendo a la grandeza histórica madridista, pues no olvidemos que sería la liga nº 32 que ganaría el mejor club del siglo XX; la tercera de D. Floren en diez años, lo que tampoco sería para tirar muchos cohetes sobre todo por la ingente cantidad de pasta, técnicos y jugadores puestos en ese empeño. Ganó sus dos únicas y una Champions a principios de la década pasada con el heredado técnico Del Bosque. Con  la copa reciente son 4 trofeos; un 5,5% de los 72 del Real.
Guardiola anda como personaje Shakesperiano espetando a la calavera aquello de ser o no ser, siguiendo sus inclinaciones literarias, mientras decide si seguir o no al frente de las huestes azulgranas, y tiene  al barcelonismo emulando la mística de nuestra Sta. Teresa viviendo sin vivir en él. No me extrañaría que dentro de unos días peregrinen a Sanpedor con el modernillo Rosell a la cabeza enarbolando un pendón de Laporta y se postren a los pies de D. Pep recitando el antiguo manifiesto persa: “ Aquí nos tienes señor, lejos de nosotros la funesta manía de pensar” Pero claro, en su favor hay que decir que ha ganado tres ligas, dos copas de Europa y una del rey, mas otros siete títulos oficiales, hasta trece, en menos de cuatro años; casi un 20% de los 72 que ha ganado el Barsa en su historia.  
Pensando un poco, ¿en qué altares no pondrían algunos a otros personajes también citados si hubieran conseguido lo mismo, o parecido, y además no dejaran de fabricar grandes jugadores ‘a por na’ sacándolos de la cantera? ¡Vamos! el Bernabéu ya hubiera cambiado de nombre, y hasta es probable que estuviera en vías de canonización y tuviéramos algún otro príncipe purpurado, con monaguillo y sacristán en la chepa. Y sin esos logros en ello están, buscando previamente el obligado milagro.
Para finalizar, D. Paco Gómez ha puesto al Cartagena en almoneda y los madrileños ‘samperes’ dueños del Murcia aspiran a mantener la categoría, que no sería poco estando las cosas como están.
Y es que, ladrillos vamos a poner pocos durante algunos años. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *